Motivos para denegar excedencia voluntaria

Freepik

La excedencia voluntaria es un concepto importante en el ámbito laboral en España. Se trata de un derecho que permite a los trabajadores ausentarse de su puesto de trabajo de forma temporal y voluntaria. Pero, ¿puede la organización denegar una petición de excedencia voluntaria? En este post vamos a dar respuesta a esta pregunta y a muchas otras que surgen en torno a la excedencia voluntaria.

Tabla de contenidos

¿Qué es una excedencia voluntaria?

La excedencia voluntaria es un periodo de tiempo durante el cual un trabajador puede dejar su empleo de forma voluntaria, sin necesidad de alegar causa justificada, con la posibilidad de reincorporarse a su puesto en un futuro.

Durante este periodo, el trabajador no recibe salario ni cotiza a la Seguridad Social, pero conserva ciertos derechos laborales y puede solicitar su reincorporación a la empresa una vez finalizada la excedencia.

En España, queda regulada por el artículo 46 del Estatuto de los Trabajadores, aunque hay que tener en cuenta el reciente el Real Decreto-ley 5/2023 del 28 de junio que extiende el derecho a la excedencia por cuidado a la pareja de hecho y a los familiares consanguíneos de la pareja de hecho.

¿Qué tipos de excedencia voluntaria hay?

En España, existen dos tipos principales de excedencia voluntaria:

Excedencia voluntaria por interés particular

Esta modalidad de excedencia se produce cuando el trabajador decide solicitarla por motivos personales, como realizar estudios, cuidar de un familiar, emprender un proyecto personal, etc. El periodo de excedencia no puede exceder de un año, pero en algunos convenios colectivos se permite una prórroga de hasta tres años.

Excedencia voluntaria por cuidado de familiares

En este caso, el trabajador puede solicitar una excedencia para cuidar de hijos, cónyuge, pareja de hecho o familiares hasta el segundo grado por consanguinidad o afinidad que, por razones de edad, enfermedad o discapacidad, no puedan valerse por sí mismos y no desempeñen actividad retribuida. Esta excedencia puede tener una duración máxima de tres años.

¿Qué requisitos son necesarios para poder solicitar una excedencia voluntaria?

Para solicitar una excedencia voluntaria en España, es necesario cumplir con los siguientes requisitos:

  1. Tener al menos un año de antigüedad en la empresa. Es indiferente el tipo de contrato, ya sea indefinido o temporal (fijo discontinuo).
  2. No haber solicitado previamente una excedencia en los cuatro años anteriores.
  3. En el caso de la excedencia por cuidado de un familiar, se debe acreditar la necesidad de cuidado de un familiar mediante la documentación pertinente.

¿Cómo se solicita una excedencia voluntaria?

La solicitud se debe realizar con antelación y por escrito dejando constancia de la fecha de inicio y su duración. La norma no exige una antelación determinada, pero esto puede concretarse en el convenio colectivo. En ellos suele establecerse una antelación de 30 días para realizar este preaviso.

¿Qué plazo tiene la organización para responder a la solicitud de excedencia voluntaria?

A pesar de tratarse de un derecho, la excedencia no se aprueba de manera automática. El empleador debe realizar un reconocimiento expreso de la situación de excedencia voluntaria, pero la normativa no concreta un plazo, aunque la mayoría de los convenios colectivos que lo regulan suelen dar un plazo de 15 días.

El trabajador debe permanecer en su puesto de trabajo hasta que no se le reconozca judicialmente este derecho. Si un trabajador deja de asistir al trabajo sin contar con un reconocimiento expreso por parte de la empresa o una resolución judicial que establezca su excedencia, esta ausencia podría ser interpretada como abandono del puesto laboral, lo que podría llevar a un despido justificado.

¿Puede la empresa denegar una excedencia voluntaria?

La respuesta es sí. La empresa tiene la facultad de rechazar una solicitud de excedencia voluntaria. Sin embargo, es importante recordar que esta es un derecho del trabajador y, si cumple con los requisitos, el empleado puede tomar medidas legales para que se reconozcan sus derechos. Hay que tener en cuenta que el trabajador deberá continuar desempeñando sus funciones hasta que se emita una resolución judicial al respecto.

¿Qué motivos puede alegar la empresa para denegar una excedencia voluntaria?

Las causas que una empresa puede esgrimir para rechazar una solicitud de excedencia voluntaria pueden variar, pero generalmente se relacionan con la necesidad de mantener al empleado en su puesto o la dificultad de suplir su ausencia durante el período de excedencia. Algunos de los motivos más comunes incluyen:

Necesidad del puesto de trabajo

Si la empresa considera que tu puesto es fundamental y que encontrar un reemplazo adecuado sería complicado durante tu ausencia, podría denegar la excedencia.

Escasez de personal

Si la empresa está operando con un personal mínimo y necesita a todos sus empleados disponibles, podría negar la solicitud de excedencia.

Problemas de organización interna

Si la ausencia de un trabajador afectaría negativamente la organización interna de la empresa, esta podría optar por rechazar la solicitud.

Excedencia reciente

Si se ha concedido una excedencia recientemente a otro empleado o al mismo trabajador, esto podría influir en la decisión de denegar la solicitud.

Duración excesiva

Si el período de excedencia solicitado es muy largo y la empresa cree que perjudicaría su funcionamiento, podría negarse a concederla.

Pero recordemos que se trata de un derecho del trabajador y que podrá apelar judicialmente esta decisión del empleador.

¿Se puede prorrogar la excedencia voluntaria?

La duración de la excedencia debe ser de al menos 4 meses, pero no puede superar los 5 años en total. El trabajador puede optar por solicitar inicialmente una excedencia de un período menor a los 5 años y, más adelante, antes de que esta concluya, puede solicitar prórrogas sucesivas, siempre y cuando no se exceda el límite máximo de 5 años en total.

¿El trabajador se puede reincorporar a su puesto al finalizar la excedencia voluntaria?

El trabajador en excedencia voluntaria está obligado a solicitar su reincorporación antes de que concluya este período, sin importar si hay o no una vacante disponible. De hecho, si al llegar la fecha de finalización de la excedencia, el trabajador no solicita su reincorporación ni una prórroga (cuando la excedencia inicialmente se solicitó por un período menor al máximo permitido), se considera que el trabajador ha renunciado voluntariamente a su empleo.

Cuando un trabajador termina su excedencia voluntaria, es posible que no haya una vacante disponible en ese momento. Es importante destacar que la excedencia voluntaria no garantiza un derecho de reserva del puesto de trabajo, lo que significa que, al finalizar la excedencia, el trabajador no tiene la garantía de volver a su puesto original. El trabajador que ha solicitado la excedencia voluntaria tiene únicamente un derecho de reingreso preferente en un puesto de igual o similar categoría.

¿Tengo derecho a finiquito o a prestación de desempleo durante la excedencia voluntaria?

En relación con la prestación por desempleo, es fundamental tener en cuenta que la excedencia voluntaria no se considera una situación legal de desempleo. Por lo tanto, un trabajador en excedencia voluntaria no tiene derecho a solicitar la prestación por desempleo, ya que no ha perdido su empleo de manera involuntaria, sino que ha optado por suspender voluntariamente su actividad laboral.

¿El tiempo de excedencia se tiene en cuenta para calcular la antigüedad a efectos de indemnización?

El período en el que un trabajador se encuentra en excedencia no se considera para el cálculo de la antigüedad ni para determinar la indemnización por despido.

Damos respuesta a tus retos

350
HORAS ANUALES ahorradas
80 %
envíos gestionados y firmados en el día
x 1
acelera la gestión de documentos